Cunas de bebé, diseños y seguridad

Daremos hoy algunos consejos sobre los criterios de seguridad que las cunas para bebés tienen que reunir, y también de decoración y diseños.

Cunas para bebés, consejos sobre el diseño y la seguridad de la cuna

En cuanto a los diseños de cunas de bebés, son muy variados y se distinguen en función del tamaño, funcionalidad y practicidad, así como del precio de venta. Aún existen aquellas cunas mecedoras, ideales para dormir al bebe, sin embargos hay otras cosas que se deben considerar al elegirla.

Además de que a los padres deberá gustarles la cuna, tienen que tomar referencia, en cuanto a la edad de su bebe, la cantidad de espacio donde se piensa colocar. O si por su trabajo o cualquier otro motivo se viaja constantemente, en cuyo caso existen aquellas que son plegables, son ligeras y se pueden llevar consigo.

Igualmente se puede optar por las cunas funcionales que bien le sirven al bebe recién nacido como cuando este ya tiene más edad.

Cunas para bebés, diseños y seguridad

Criterios básicos de seguridad que deben reunir las cunas para bebés

Está claro que las cunas para bebés deben tener una distancia correcta entre los barrotes. Ni puede ser muy pequeña, porque quedaría algún dedo, ni demasiado grande porque sería todavía peor, pudiendo enganchar su cabeza. Lo ideal es que estén separados entre sí por unos 4’5 ó 6’5 cm.

También son importantes los materiales de fabricación, ya que el bebé acabará mordiendo o chupando su cuna y es fundamental que no sea un peligro para él. La fijación de la barrera de acceso es otro de los asuntos a tener en cuenta, ya que sería un caos si se rompiera el mecanismo y el propio bebé pudiera bajarse sin vigilancia.

Suele ser habitual decorar las cunas para bebés con cierta libertad, pero si lo hacemos hay que fijarse en que el bebé no pueda arrancar las pegatinas o los dibujos que vayamos a colocar, por motivos evidentes: después de arrancarlas, podría llevárselas a la boca y atragantarse.

El tamaño del colchón de la cuna es importante, ya que tiene que ajustarse bien a la cuna para que no caiga por los huecos, ni queden atrapadas en ellos partes de su cuerpo. Esto es fundamental, así como las ruedas, que deberían contar con un sistema de freno o bloqueo.

Y mucho ojo con la capacidad que va adquiriendo el bebé de escalar: yo tuve un niño que escalaba la cuna desde muy temprana edad y pronto fue mala idea dejarle solo en ella. Poco importaba lo bajo que estuviera el colchón, lograba ascender por los bordes de una forma sorprendente y, si no lo hubiera visto con mis propios ojos, difícil de imaginar cómo lo hacía. Es cómico el recuerdo porque, afortunadamente, no hubo que lamentar consecuencias de sus habilidades de escalada.

Resumiendo...
Fecha del post
Tema principal
Cunas de bebé, diseños y seguridad
Calificación
51star1star1star1star1star

Comments

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *